DOLORES DE ARGENTINA (2006). La Habana. Cuba.
click!
   
cerrar
play video

 

 
 


...y si decido no olvidar es igual que decidir recordar? No se cual es el limite que trazo entre los recuerdos de mi memoria, que elijo, que descarto, pienso que solo describo las huellas que se instalaron, aquello que quizás sucedió y aquello que le asigno la certeza de lo ocurrido. Me obligo a no olvidar y transformo en palabras la huella que me dibuja, como el residuo, o mejor, la sombra de una historia. Dolores de Argentina resulta ser una invención de mi misma, que busca conocer e interpretar el mundo tomándome como centro de lo creado. Y pongo mis recuerdos en escena. Y ese conglomerado urgente de palabras y acontecimientos tienen sentido para mi y para quien las recibe. Y Borges que me dice que nuestras nadas poco difieren: que es trivial y fortuita la circunstancia de que seas tu el lector de estos ejercicios y yo su redactor y asegura que lo que hace un hombre es como si lo hicieran todos los hombres. Recuerdo a Ireneo Funes, el hombre a quien no le fue dado olvidar. Como ordenar todos los recuerdos? Como descifrar el misterio mismo del ser del tiempo? No hay cosa que no este perdida entre infatigables espejos? Estamos todos obligados a sobrellevar la creciente carga de la memoria? Se que una cosa no hay. Es el olvido. Las huellas indelebles que … Fragmento de Memorias de dolores de argentina por Dolores Cáceres, año 2000 Córdoba, Argentina. Narración de los hechos históricos, tomando una década por panel. Descripción técnica Seis paneles de hierro de 3 mm de espesor de 075 cm. x 200 cm. instalados contra muro y apoyados directamente sobre el suelo. Seis sillas de hierro enfrentadas a los paneles. Estampa. Pintura acrílica sobre hierro . Medidas 450 cm. x 200 cm. x 200 cm.

Dolores Caceres.
La Habana, Cuba.
2006